Publicidad

Cottet Óptica y Audiología ha formado parte de la acción solidaria Gafas de realidad mejorada, iniciativa creada con el objetivo de ayudar en la remodelación de la nueva Área de Oncología Pediátrica del Hospital Vall d’Hebron de Barcelona.

Esta iniciativa ha querido materializarse en el marco del Día Mundial del Cáncer Infantil celebrado el pasado martes, con un acto de entrega de los simbólicos cheques de donación y recaudación obtenida por las ventas de las gafas, y ha reunido a dos de los cuatro hermanos Cottet, Alex y Marta, en el centro de Cottet Rambla Catalunya, 8.

Por una parte, la familia Cottet, muy involucrada en este tipo de proyectos, ha donado el importe del stock de las gafas comercializadas en sus centros, por valor de 6.000 euros a la Fundación Small, que centra su ayuda en la curación y el bienestar de niños con cáncer y sus familias.

Publicidad

Al mismo tiempo ha hecho entrega de la recaudación de las ventas obtenidas desde su puesta en marcha hasta el día de hoy. El importe conjunto de esta iniciativa ha sumado cerca de 8.000 euros.

El proyecto Gafas de realidad mejorada comenzó el pasado mes de noviembre con la creación de gafas diseñadas por pacientes de oncología pediátrica y fue llevada a cabo gracias a la unión de Fundación Small, Fundación Aladina y Fundació A. Bosch para ayudar a mejorar la realidad de los niños y adolescentes ingresados.

Este acto se suma a otras iniciativas solidarias en las que Cottet se involucra de forma activa, así como las llevadas a cabo desde el inicio de la crisis sanitaria en hospitales de Cataluña y Madrid, con urgencias o necesidades importantes de salud visual o auditiva.

Alex Cottet, vicepresidente de Cottet, ha explicado que: “La entrega de los cheques a la Fundación Small ha sido un acto muy especial y emotivo para nuestra familia porque, junto con el resto de fundaciones realiza una labor extremadamente sensible. Es muy importante contribuir con iniciativas solidarias porque cualquier tipo de aportación suma, sea el importe que sea. Es necesario el apoyo de todos para darles visibilidad y ayudar a mejorar esta dura realidad de niños y adolescentes enfermos de cáncer y a sus familias que pasan tanto tiempo en los hospitales. Si nuestro granito de arena sirve para renovar el entorno de las instalaciones y la calidad de vida de todos ellos, nos sentimos muy agradecidos”.

Publicidad