Publicidad

En un artículo publicado en la web Invision, tres de los investigadores más publicados del mundo en salud ocular han manifestado su opinión sobre la desinformación que circula sobre la relación del coronavirus con las lentes de contacto y las gafas.

Los tres investigadores son Lyndon Jones, director del Centro de Investigación y Educación Ocular de la Universidad de Waterloo en Canadá, Philip Morgan, director de Eurolens Research en la Universidad de Manchester en Reino Unido y Jason Nichols, Profesor de la Facultad de Optometría de la Universidad de Alabama en Estados Unidos, y editor jefe de Contact Lens Spectrum. Los tres docentes aconsejan a profesionales del cuidado de la visión y a los consumidores que presten solamente atención a hechos basados en evidencias.

Lentes de contacto y coronavirus

El uso de lentes de contacto es seguro. A pesar de las fake news que han surgido en las últimas 48 horas, el uso de lentes de contacto sigue siendo una forma segura y altamente efectiva de corrección de la visión para millones de personas en todo el mundo.

No obstante, el lavado de manos adecuado es esencial. Al usar lentes de contacto o gafas, es primordial un lavado cuidadoso y minucioso de las manos con agua y jabón seguido de un secado manual con toallas de papel sin usar. Para los usuarios de lentes de contacto, el lavado de manos es imprescindible al ponerse y al retirarse las lentillas.

Desinfectar las lentes de contacto

Publicidad

Los usuarios de lentes de contacto deben deshacerse de sus lentes desechables diarias cada noche, o desinfectar regularmente sus lentes mensuales de acuerdo con las instrucciones del fabricante.

Desinfección y limpieza de gafas

Algunos virus, como el que causa la COVID-19, pueden permanecer en superficies duras durante horas o días, que pueden transferirse a los dedos y a las caras de los usuarios de gafas. Esto es especialmente cierto en el caso de los présbitas (personas generalmente mayores de 40 años).

La mayoría de présbitas requieren de gafas para leer, que se ponen y quitan varias veces al día. Este grupo de edad está entre la población más vulnerable para desarrollar la infección por coronavirus, en comparación con los usuarios de lentes de contacto, que suelen ser más jóvenes.

En caso de estar enfermo por coronavirus se recomienda dejar de usar lentes de contacto, de acuerdo con la guía para otros tipos de enfermedades.

No se ha demostrado que las gafas ofrezcan protección. No hay evidencia científica de que el uso de cualquier tipo de monturas brinde protección contra la COVID-19 u otras transmisiones virales.

Sólo las gafas de protección personal aprobadas (máscaras médicas, gafas o protectores faciales) ofrecen protección en ciertos entornos relacionados con el cuidado de los pacientes.

Publicidad