El sistema Topcon CA800 ofrece una adaptación de lentes más fácil y segura

Publicidad

La adaptación de lentes de contacto modernas requiere de un buen estudio cualitativo y cuantitativo de los ojos del paciente. Los últimos avances tecnológicos han aportado exámenes mucho más objetivos y precisos que los tradicionales test de ruptura lagrimal TBUT o Schirmer. Este es el caso del sistema CA800 de Topcon, que además de ofrecer unos datos topográficos de gran precisión, permite detectar signos objetivos de la existencia de ojo seco ante una adaptación de lentes de contacto.

El estudio de esta condición es de especial relevancia en contactología, puesto que se calcula que hasta el 30% de la población podría presentar sintomatología de ojo seco. Esta enfermedad multifactorial no es posible diagnosticarla correctamente con tan solo una prueba, siendo necesaria una batería de test. CA800 proporciona el estudio del parpadeo completo, ofreciendo el número de parpadeos en un tiempo determinado, así como el tiempo interparpadeos IBI.

También permite realizar un NIBUT de manera no invasiva y completamente automático y objetivo en el que se observan con precisión los tiempos de ruptura lagrimal, los cuales los correlaciona con el IBI para darnos un índice de probabilidad de ojo seco OPI (un índice exclusivo del CA800 que, en función de su valor, nos marca la probabilidad de padecer ojo seco).

Publicidad

Gracias a una cámara infrarroja interna, CA800 también captura imágenes de alta calidad de las glándulas de meibomio, detectando automáticamente la presencia o ausencia de las mismas para realizar un seguimiento de las posibles áreas de atrofia que contribuyen a la sequedad ocular.

El menisco lagrimal es otro de los parámetros importantes para estudio del ojo seco. El software incorpora la posibilidad de medirlo, mostrando un perfil de todo el menisco con todos los valores necesarios para un correcto diagnóstico.

CA800 se puede conectar a red y es compatible con los software HARMONY, IMAGEnet6 y otros así como con los formatos DICOM y  XML para exportación de la información a la ficha digital del paciente.

 

Publicidad