Publicidad

Una reciente investigación científica ha determinado que los sonidos, y más específicamente los ruidos, son factores que pueden influir en la salud cardíaca y desencadenar un aumento en los niveles cotidianos de estrés. El estudio, promovido por Oticon, ha determinado que el empleo de estos dispositivos por parte de quienes sufren problemas auditivos favorece la reducción de un ritmo cardíaco elevado y, por tanto, una vida más saludable.

A través de su centro de investigación Eriksholm, Oticon ha liderado un estudio centrado en cómo la audición influye en la salud del corazón, que ha concluido que los sonidos y ruidos cotidianos influyen en aproximadamente un 4% de la fluctuación en la frecuencia cardíaca media. De hecho, y de acuerdo con esta investigación, el ritmo de contracciones del corazón se incrementa en periodos en los que se oyen ruidos más fuertes, ya que es necesario realizar un mayor esfuerzo para escuchar los sonidos relevantes, mientras que una escucha más clara, incluso cuando los sonidos son intensos, reduce la frecuencia cardíaca y, por tanto, minimiza también los niveles de estrés.

Oticon ha desarrollado esta investigación midiendo la dilatación de las pupilas y el ritmo cardíaco para determinar el nivel de estrés causado por el ruido y el esfuerzo para escuchar sonidos relevantes, especialmente conversaciones. De esta forma, el estudio ha remarcado la necesidad de una escucha nítida y de calidad ayuda a mantener una buena salud tanto auditiva como cardíaca. En ese sentido, la investigación confirma que el empleo de audífonos correctamente adaptados por parte de personas que sufren pérdida auditiva es un factor importante para favorecer un ritmo cardíaco normal y la reducción del estrés.

Publicidad

Un ejemplo de audífono capacitado para facilitar la salud de las personas con problemas de audición es Oticon More, un dispositivo que integra un sistema avanzado de reducción de ruido que se complementa con una red neuronal profunda que, de forma pionera en la industria, permite al usuario oír todos los sonidos relevantes.

Frente a los sistemas tradicionales que recurren a tecnologías de direccionalidad, Oticon More permite escuchar de forma más natural, creando las condiciones idóneas para reducir el esfuerzo en la escucha y el estrés. Este audífono es una ayuda para la salud cardíaca de las personas con pérdida auditiva, que en su día a día se enfrentan a ambientes ruidosos.

José Luis Blanco, jefe de Audiología de Oticon, comenta: “El ruido, que en esencia es sonido no deseado, puede llegar a ser muy perjudicial para la salud. A través de la tecnología auditiva podemos ser capaces de ayudar a mejorar la salud de los usuarios de nuestros audífonos, tanto auditiva como cerebral y cardíaca. Esta investigación se engloba dentro de nuestra filosofía BrainHearing, mediante la que buscamos reducir el esfuerzo en escucha de las personas con pérdida de audición, algo que a la vista de los resultados de nuestras investigaciones, es importantísimo para proteger su salud. Desde Oticon, estamos seguros de que estos hallazgos sirven para aportar importantes mejoras a la industria de los audífonos e incluso de otros productos como los auriculares, en beneficio de sus usuarios”.

Publicidad
Artículo anteriorAlain Afflelou consolida con el premio Intrama su reconocimiento en mejores prácticas en diversidad
Artículo siguienteRuta de la luz y Dentistas Sobre Ruedas instalarán una óptica completa en Missirah (Senegal)