Publicidad

Grupo GN relanzó la marca Danavox en septiembre pasado para apoyar al audioprotesista, plenamente consciente de que, en su gran mayoría, los gabinetes auditivos son PYMES especialmente bien preparadas para su labor sanitaria, pero que no siempre tienen el tiempo o la experiencia para atender otras áreas del negocio que cada vez son más importantes.

“Respondiendo a esta tendencia del mercado, absolutamente clara, y, al mismo tiempo siendo conscientes de que ésta es una de las áreas donde el profesional de la salud auditiva necesita más ayuda, lanzamos el proyecto Happy Users by Danavox. Rápidamente, se ha convertido en una de las iniciativas de la nueva marca con mejor acogida”, valora Alfonso Ríos, director comercial de Grupo GN, en alusión a este proyecto del nuevo Danavox relacionado con el marketing on y offline, que se une a otros como la exclusividad territorial o el producto de última generación.

Algunas estadísticas que Danavox tuvo muy en cuenta para el diseño de este programa indican que 1 de cada 3 clientes dejará una marca a la que había sido fiel después de una sola mala experiencia; que los clientes están dispuestos a pagar un precio hasta un 13% superior, simplemente por recibir una gran experiencia de cliente; o que los clientes que califican con una puntuación alta la experiencia de cliente con una empresa, gastan un 140% más y permanecen leales a ella hasta los siguientes 6 años.

Publicidad

Los Happy Users by Danavox

El programa Happy Users es gratuito para todos los clientes Danavox.  A lo largo de todo el año, y de manera mensual, los centros Danavox reciben en su gabinete un pack diseñado especialmente para ellos. Unas veces se trabaja el diseño de escaparate y cómo sacarle el máximo rendimiento; otras, se entrega material de apoyo a la venta, y por supuesto, se desarrollan ideas para mejorar la percepción que tiene el usuario de audífonos en su centro de referencia, de acuerdo con el audioprotesista.

“Conocemos las dificultades por las que pasan los gerentes de centros auditivos. Ya no sólo se les exige ser excelentes profesionales en su campo, sino que además tienen que realizar un sinfín de tareas que muchas veces escapan a sus competencias. En este campo, donde el audioprotestista se siente menos fuerte, o no tiene el suficiente tiempo para desarrollar, es donde más cuenta con el apoyo de Happy Users”, concluye Ríos.

Publicidad