Publicidad

Durante el invierno, las bajas temperaturas y la alta circulación de virus respiratorios provocan un aumento en los casos de otitis media aguda, una enfermedad en la que se inflama el oído medio y que debe ser tratada a tiempo y de forma correcta, para evitar efectos sobre la salud y consecuencias, como la hipoacusia.

La otitis media aguda es una enfermedad que se inicia con un cuadro brusco, de corta duración y que afecta el oído medio. Generalmente este tipo de otitis se produce en el contexto de enfermedades respiratorias (como resfríos y sinusitis), sobre todo en lactantes y niños pequeños. La Asociación Española de Pediatría calcula que a la edad de cinco años más del 90% de los niños ha sufrido algún episodio de otitis media aguda y un 30% tiene esta enfermedad de forma recurrente.

Cómo evitar las infecciones de oído durante el invierno

Para evitar la otitis media aguda y prevenir infecciones graves a largo plazo, es muy importante proteger el oído. Por ello, desde Aural Widex recomiendan seguir las siguientes indicaciones:

Publicidad

Una buena alimentación: una dieta variada y rica en vitaminas nos ayuda a tener una buena salud en general. Incluir Omega 3, la vitamina B y la Vitamina E en nuestra dieta es beneficiosa para cuidar nuestra audición.

Evitar cambios bruscos de temperatura: con la llegada del invierno, las casas se mantienen calientes con calefacción. Sin embargo, cuando salimos a la calle, notamos un cambio brusco de temperatura. Esto puede ser un problema para nuestros oídos y por eso, recomendamos protegerlos con unas buenas orejeras o un gorro, para que el cambio de temperatura en los oídos sea más leve.

Una buena higiene: la humedad en los oídos puede facilitar la otitis. Por ello, debemos secarnos bien los oídos para evitar la humedad, así como lavarnos los oídos con agua y jabón, intentando no usar los bastoncillos. Una buena higiene también es fundamental para unos oídos sanos.

Sobre todo, es muy importante acudir a especialistas en el caso de tener alguna infección. Si una otitis no se trata de forma adecuada, puede derivar en mastoiditis o complicaciones más graves intratemporales (parálisis facial) o intracraneales (meningitis o absceso temporal cerebral). Y en caso de que haya pérdida de la audición, hay que intentar corregirlo con audífonos y revisiones periódicas.

Los expertos de Aural abogan por la prevención y la protección del oído en cualquier época del año para evitar futuras lesiones auditivas. Disfrutando de cada momento y cada sonido sin dañar al oído.

Publicidad
Artículo anteriorNuevas colecciones de moda otoño-invierno 20/21 de Cione
Artículo siguienteDanshari se introduce en los mercados alemán y austríaco