Publicidad

La vista constituye uno de los sentidos fundamentales a la hora de conducir; sin embargo, tener una buena capacidad auditiva también es clave mientras se está al volante. Así, una correcta audición ayuda a detectar la proximidad de ambulancias, las bocinas de otros conductores o el sonido de las luces direccionales cuando se han encendido por error. Por ello, los expertos de audiología de Oticon, especialista tecnológico en el desarrollo de audífonos, ofrecen unos consejos útiles para estar preparado y tomar precauciones para que los viajes de este verano sean seguros y evitar el riesgo de accidentes.

Utilizar audífonos al conducir en caso de pérdida auditiva

Para conducir se exige un nivel adecuado de agudeza auditiva, por lo que aquellas personas con pérdida auditiva deben hacerlo con sus audífonos. Es importante saber detectar señales y en cuanto se note que la audición no es como la de antes, acudir a un audioprotesista para que realice una evaluación auditiva. En caso de sufrir pérdida auditiva los audífonos pueden ser una buena solución. Durante la conducción, ayudarán a amplificar sonidos importantes que se suceden durante el trayecto y pueden ayudar al cerebro a interpretarlos, como ocurre con el resto de sonidos del entorno auditivo, cuando incorporan la tecnología BrainHearing.

Revisar los audífonos antes de un viaje

Es importante que la configuración de los audífonos se adapte a las necesidades del usuario en cada momento para que este se pueda beneficiar de las ventajas y comodidades que ofrece el dispositivo. Es importante llevar pilas de repuesto si no se dispone de baterías recargables, y en caso de que durante el trayecto los audífonos nos avisen de que el nivel de las pilas está bajo, hay que cambiarlas de forma segura parando el vehículo cuando y donde sea posible hacerlo. En caso de que se tengan dudas acerca de conducir de forma segura con audífonos, lo mejor será consultar con el audioprotesista. En consulta, se pueden ajustar los audífonos a los sonidos más comunes del tráfico en función de las reacciones y respuestas del viajero.

Reducir el volumen de la radio en el coche

Antes de emprender el viaje es importante ajustar el volumen de la radio del coche para tener que evitar su manipulación durante el trayecto. Además, es importante evitar la exposición a un ruido excesivo para permitir al oído concentrarse mejor en los sonidos que le rodean y que son importantes para realizar el viaje con seguridad, por lo que el nivel sonoro de la radio del coche no debe enmascarar los sonidos del tráfico.

Publicidad

Evitar hablar alto con los acompañantes

En la medida de lo posible es importante evitar hablar durante un tiempo prolongado y a un volumen demasiado alto para evitar distracciones.

Mantener la ventanilla del coche cerrada

Tener la ventanilla del coche cerrada en el viaje ayuda a minimizar el ruido procedente del tráfico. Aunque los vehículos actuales están diseñados para reducir el ruido de la carretera, siempre puede ayudar reducir al máximo el número de sonidos para no distraernos.

Evitar distracciones

Concentrarse durante la conducción es de vital importancia, todo lo demás puede esperar hasta llegar al destino. Esto significa que se debe dejar el móvil fuera del alcance del conductor, evitar enviar mensajes o hacer llamadas. En caso de que se necesite, será importante parar en lugares destinados a ello para hacerlo.

“En resumen, para limitar el riesgo de un accidente, es importante reducir las distracciones, usar las señales visuales y, lo que es más importante, cuando vamos a pasar una temporada fuera de casa, localizar un centro cercano especializado en el cuidado auditivo que puede ayudarnos si necesitamos reponer las pilas o cualquier tarea de mantenimiento de los audífonos para que puedan seguir ayudándonos también durante el viaje y las vacaciones”, concluyen desde la empresa.

Publicidad