banner

23 de Junio de 2018

Salud Visual

Por: Francesc Almena

Consejos de Cottet Óptica y Audiología para el verano

12/6/2018

Según Fabio Delgado, director óptico de Cottet, “la población no está suficientemente concienciada de los daños que pueden provocar en los ojos la incidencia de los rayos nocivos del sol. Hay que alertar a la población en este sentido. Debemos de ser responsables y utilizar una buena lente ya que la salud de nuestros ojos depende de la calidad de las lentes que usemos. Es fundamental conocer bien cuánto reducen la intensidad de los rayos de sol y el tipo de filtros solares que existen en el mercado y que mejor se adapten a nuestras necesidades. Es importante usar gafas homologadas y certificadas por la UE que cumplan normas de sanidad y seguridad”.

De igual forma hay que extremar la protección de los ojos durante los baños en piscinas, ríos o playas en la época estival ya que aumentan los riesgos de padecer infecciones.


 


Es necesario nadar con gafas que pueden graduarse para facilitar la visión de todas las personas y evitar el contacto con agentes alergénicos. El cloro resulta extremadamente irritante para nuestros ojos, puede provocar enrojecimiento, queratitis y conjuntivitis bacteriana, por lo que el uso de este tipo de gafas es imprescindible.


 


Fabio Delgado afirma lo que apunta la Academia Americana de Oftalmología sobre la importancia del cuidado de la superficie de nuestros ojos recubierta por una delgada capa de lágrimas conocida como película lagrimal que es la que mantiene los ojos húmedos, suaves y transparentes. El cloro y otros químicos utilizados para mantener limpia el agua de las piscinas pueden eliminar esta capa húmeda de película lagrimal y dejar los ojos irritados y rojos.


 


Sin la protección de una película lagrimal plenamente funcional, los ojos quedan expuestos a los nocivos químicos del agua de la piscina y a las bacterias que aún están presentes en ella.


 


El cloro por sí mismo puede producir una reacción que enrojece la superficie y los bordes de los párpados dejándolos con una incómoda sensación de prurito y lagrimación excesiva. Además, las bacterias que sobreviven al cloro pueden llevar a una infección ocular, lo que se conoce por el nombre de ojo rosa (conjuntivitis).


 


Sobre el cuidado de la salud auditiva, Ramón Ruiz, director del Área Salud Audiología de Cottet, apunta que “hay que alertar a la población sobre el cuidado de los oídos para minimizar problemas de salud auditiva. Durante el verano, nuestros oídos quedan expuestos a más factores nocivos que durante cualquier otra época del año, sobre todo por el contacto seguido con el agua”.


 


La humedad en el conducto auditivo externo favorece la proliferación de bacterias y hongos que ocasionan molestas otitis externas. También advierte que “la exposición al agua de las piscinas, ríos o del mar provoca que los tapones de cera que normalmente existen en los conductos auditivos se hinchen generando un tapón que, además de molestias, ocasiona una leve pérdida de audición.


 


La otitis y síntomas derivados como dolor, molestias o leve pérdida de audición, entre otros, podría evitarse con la protección adecuada de tapones de baño a medida que se ajustan al conducto auditivo de cada usuario sin provocar molestias y reducen el grado de humedad.”


 


Es recomendable acudir al especialista antes de la temporada de baños para realizar una adecuada limpieza del oído en caso de predisposición a formar tapones de cera o queratina.


 


Ramón Ruiz director del Área Salud Audiología de Cottet afirma lo que ya apuntaba la Sociedad Española de Otorrinolaringología y Cirugía de Cabeza y Cuello (SEORL-CCC) que advierte que las personas con sudoración excesiva y que pasan más tiempo en el agua, como la población infantil, son las más vulnerables; además, los niños tienen los conductos del oído más pequeños, lo que facilita en ocasiones la retención del agua.


 


Asimismo desde el servicio de Otorrinolaringología del Complexo Hospitalario Universitario de Ourense señalan que la prevalencia de otitis externa aumenta durante los meses de verano y que un 90% de ellas se producen en verano porque está íntimamente relacionada con los baños.


 


Enlaces relacionados
optimoda TV

Optimoda TV

Fotogalerías

ExpoÓptica 2018 / Del 13 al 15 de Abril / Madrid

Publicidad

Optimoda

C/ Numància, 73 7º B - 08029 BARCELONA | Tel: 93 444 81 92 | Fax: 93 124 02 18 |

[ Inicio ] [ Acceso Redactores ] [ estadísticas banners ] [ Publicidad ] [ Contacto ] [ Aviso Legal ] [icono rss]

banner
banner

Esta web utiliza cookies propias y de terceros que son necesarias para el proceso de registro y el análisis de la navegacion de los usuarios. Si continúas navegando, consideramos que aceptas su uso. Ver política de cookies

acepto las cookies